Julio 20, 2019, 10:24:15 am

Autor Tema: El monje y la hija del verdugo  (Leído 953 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Midder

  • Moderator
  • Elfo Guerrero
  • *
  • Mensajes: 645
  • No Poetic Device
El monje y la hija del verdugo
« en: Abril 27, 2011, 04:01:53 pm »






Hace ya años que proceso una gran admiración por la obra de Santiago Caruso, desde aquel día que pululando por deviantART, me crucé con una Vanitas, y un Aquelarre suyo, con una estética que resultaba una suerte de híbrido entre las pinturas negras y los grabados de Goya. Admirada, favoriteé parte de su obra, y a otra cosa. Meses después encontraría en Shogun (la tienda friki de Salamanca), La Condesa Sangrienta de Alejandra Pizarnik ilustrada por él, y un tiempo más tarde El Horror de Dunwich de Howard Phillips Lovecraft. Habiendo disfrutado ambos, la anticipación con la que esperaba este tercer regalo de los Libros del Zorro Rojo, me revolvía las entrañas.

En in intento por saber algo del autor del texto, Ambrose Bierce, hice una visita a la bendita Wikipedia. Cuentista de terror, destacado humor negro, mucha ironía, misántropo, pesimista. Dice Lovecraft sobre los relatos de Bierce, que «en todos ellos hay una maleficencia sombría innegable y algunos siguen siendo verdaderas cumbres de la literatura fantástica estadounidense».

La verdad es que, después de leer el texto, yo no veo el terror por ningún rincón. Tampoco la fantasía. En mi opinión se trata de un perfecto relato romántico, que entroncaría en la tradición que los críticos tanto se vanaglorian en denominar literatura gótica (aunque verdaderamente no diste tanto del Romanticismo bien entendido). Como en las obras maestras de la literatura, el ritmo, la estructura del relato nos dejan entrever una mano experta que teje los personajes con puntadas finas, pinceladas de retrato psicológico, que se ayuda de las descripciones de una naturaleza indómita, más emocional que narrativa. Más cercano a las Desventuras del joven Werther con la que el alemán Goethe, sentó buena parte de las bases del Romanticismo, que de los relatos de Poe, Melville, o Hawthorne. No falta ni sobra una sola página en este relato, para envolvernos en un asfixiante hedor de represión, miedo, religiosidad mal entendida, y sobre todo humanidad.

Las ilustraciones de Caruso, oscilan entre lo narrativo y lo simbólico. Abre su paleta cromática en esta ocasión, para adoptar como principales tonos a los verdes y marrones, depositando el peso dramático en el rojo escarlata, siempre bien utilizado. Más sencillas que lo que pudimos encontrar en la Condesa Sangrienta, pero construidas a la medida de lo escrito.
 
Una pequeña maravilla, de las que se penan cuando se llega a la última página. Obligatoria para los amantes del Romanticismo con mayúscula.

Shyba

  • Moderador
  • Seguidor de Kira
  • *
  • Mensajes: 1.884
  • Reina de los Frikys
Re: El monje y la hija del verdugo
« Respuesta #1 en: Abril 27, 2011, 04:17:56 pm »
¿Esa no es la historia de San Valentín? Supuestamente... Que estando en la cárcel antes de ser asesinado, uno de los carceleros le dice que siendo hombre inteligente, le de clases a su hija por carta. Y acaba enamorándose de ella.
« Última modificación: Mayo 08, 2011, 09:00:58 pm por Midder »

Midder

  • Moderator
  • Elfo Guerrero
  • *
  • Mensajes: 645
  • No Poetic Device
Re: El monje y la hija del verdugo
« Respuesta #2 en: Abril 27, 2011, 04:25:41 pm »
Esa no es la historia d San Valentín? supuestamente... Que estando en la carcel antes de ser asesinado, uno de los carceleros e dice que siendo hombre inteligente, le de clases a su hija por carta. Y acaba enamorándose de ella

EIN? No, no. Nada que ver. Esto es un relato escrito en 1892 por el señor Ambrose Bierce. La trama no tiene que ver (nunca comento nada de las tramas en las reviews, porque creo que es mejor llegar virgen a la peli, libro o lo que sea). Y de hagiografía nada de nada.

Dallia

  • Visitante
Re: El monje y la hija del verdugo
« Respuesta #3 en: Abril 27, 2011, 04:43:43 pm »
En verano, te lo robaré y lo leeré :) Mi gusto por este tipo de literatura no llega a tanto como para comprarlo. Ya sabes, porque lo he dicho varias veces, que la obra de Caruso me resulta inquietante y macabra en su mayor parte, lo cual no deja de lado el hecho de que sea exquisito y más en alguien tan joven :)